Lilian Zambrano2019/04/25

El futuro de los jóvenes británicos después del Brexit.

Embed from Getty Images

Brexit es una abreviatura de las palabras inglesas “Britain” (Gran Bretaña) y “exit” (salida), y es el término utilizado para referirse a la salida del Reino Unido de la Unión Europea (UE).


El referendo del Brexit se está llevando a cabo porque así lo prometió el primer ministro conservador del Reino Unido, David Cameron, si ganaba las elecciones de 2015. Cameron hizo esta promesa para responder a la presión de su propio partido.


Por un lado, están las personas a favor de seguir dentro de la Unión Europea: argumentan que pertenecer a la Unión le permite al Reino Unido vender fácilmente bienes y servicios a otros países y beneficiarse de un mercado de 500 millones de personas.


Por otro lado, están las personas a favor de la salida de la Unión Europea: afirman que de este modo pueden recuperar el control de las fronteras, reducir la inmigración y volver a ser un país soberano.


Quienes están a favor de marcharse sostienen que una vez liberado de las regulaciones de la UE, el Reino Unido podría negociar sus propios acuerdos en términos que lo favorezcan. En cambio, quienes quieren quedarse, creen que marcharse provocaría un shock en el sistema económico y frenaría el crecimiento de la nación.

Embed from Getty Images

Los jóvenes británicos son los más perjudicados: muchos no están seguros de lo que el Brexit puede significar en términos de su educación, empleo y calidad de vida en el futuro. Es evidente que la salida del Reino Unido de la UE afectaría al sector universitario, y es por esto que muchos jóvenes están en contra del Brexit.


Actualmente, el sector universitario del Reino Unido depende considerablemente de fondos europeos de investigación, atrae a miles de estudiantes comunitarios anualmente y además, posee acuerdos de movilidad con universidades continentales. Si el Brexit tiene éxito, todo esto estaría en peligro.


La vicepresidenta de la Unión Nacional de Estudiantes del Reino Unido, Sorana Vieru (@SoranaBanana en Twitter), cree que abandonar la UE limitaría las oportunidades de empleo de los jóvenes británicos. "Restringir la libertad de movimiento implica que encontrar un trabajo en el extranjero sea mucho más difícil para los jóvenes británicos”, afirmó.

"Dile no al brexit ciego"


Por último, es importante destacar que existe un alto grado de incertidumbre con respecto a la política de migración posterior al Brexit, y existen varios modelos diferentes de migración laboral que podrían utilizarse para compensar posibles carencias de mano de obra.


Es poco probable que en el Reino Unido se produzca una caída drástica del número de trabajadores de la UE, pero el compromiso del Gobierno de poner fin a la libre circulación de los ciudadanos de la UE en el Reino Unido significa que es probable que se reduzca la afluencia de inmigrantes.